Reserva Santo Domingo

Reserva Santo Domingo

 

A mediados de 2001 se constituyó una alianza entre MASISA Argentina S.A., Forestal Argentina S.A. y la FUNDACION HABITAT & Desarrollo destinada a gestionar los primeros pasos para la creación de áreas naturales protegidas en los predios forestales de FASA y MASISA en el Departamento de Paso de los Libres, Provincia de Corrientes.

 

La creación de la Reserva Natural Santo Domingo permite destinar 570 ha. de las empresas MASISA Argentina S.A. y Forestal Argentina S.A. al rol formal de área natural protegida. El sitio cuenta con alta diversidad biológica concentrada en los ecosistemas palustres de la vecindad inmediata del Río Uruguay y del Arroyo San Felipe además de los servicios ambientales que estos prestan.

El ingreso al predio se localiza a 23 kilómetros al Noreste de Paso de los Libres, en el departamento homónimo de la provincia de Corrientes.

 

 

Sus principales objetivos son contribuir a la conservación de la ecorregión de la Selva Paranaense, más precisamente la diversidad biológica del sector de la cuenca del Río Uruguay donde se puede encontrar Selva Riparia (ambiente con escasamente representado en áreas protegidas). Otros objetivos son mantener su carácter silvestre brindando posibilidades para la investigación científica y mantener la calidad de las aguas de la cuenca.

En los bordes Sudeste y Sudoeste del predio que conformarían el grueso de las áreas de reserva existe un mosaico de vegetación que incluye:

    • Un Bosque de Ingá y Palo amarillo en el escalón inferior de la costa del Río Uruguay.

 

    • Una faja de Selva en Galería detrás de cada curso o cuerpo de agua, se desarrolla tanto en el río, como en el arroyo y en las lagunas. En algunos sectores donde esta es madura emergen individuos de 15 a 20 m. Entre ellos se destacan el timbó y la palmera pindó, acompañados por especies menores como ñangapiri, guayabo blanco y el tala, con un rico sotobosque.

 

 

    • En sectores bien drenados sobre la matriz de viejos arenales costeros se forma un parque con islotes de monte en pastizal de espartillo. Si bien la superficie de este tipo de ambiente es limitada, resulta de gran interés para la conservación ya que representa uno de los ambientes de la región más castigados por pastoreo o modificados totalmente por las forestaciones.

 

 

    • Vegas y pajonales dominados por Gramíneas con montecitos en algunos sectores compuestos de seibo, curupí, o arbolitos aislados de ñandubay, espinillos, ombú, etc., y otros sectores de charcos con vegetación palustre (juncales, camalotales, etc.) formando un mosaico de humedales que bordean la Selva Riparia de los ríos Uruguay y Arroyo San Felipe.

 

Se han registrado 76 especies de aves en el predio, este número, si bien significativo es muy inferior a la verdadera cantidad de especies presentes en el àrea y será ampliado con sucesivos relevamientos.

 

 

En cuanto a mamíferos se han detectado 8 especies hasta el momento como el lobito de río (Monumento Natural Provincial, considerada especie en peligro nacionalmente y vulnerable según la UICN). También se han detectado 2 especies de reptiles y 5 de anfibios.