Reserva El Talar

Reserva El Talar

A mediados de 2001 se constituyó una alianza entre MASISA Argentina S.A., Forestal Argentina S.A. y la FUNDACION HABITAT & Desarrollo destinada a gestionar los primeros pasos para la creación de áreas naturales protegidas en los predios forestales de FASA y MASISA en el Departamento de Concordia, Provincia de Entre Ríos.

 

 

La creación de la Reserva Natural El Talar permite destinar unas 180 ha. de las empresas MASISA Argentina S.A. y Forestal Argentina S.A. al rol formal de Área Natural Protegida.

El sitio fue seleccionado debido a la alta diversidad biológica concentrada en los ecosistemas palustres cercanos al Arroyo Yeruá y el servicio ambiental que este presta. El predio se localiza 22 Km. al sur de Concordia, en el departamento homónimo de la provincia de Entre Ríos.

Sus principales objetivos son contribuir a la conservación de la ecorregión de la Selva Paranaense, más precisamente la diversidad biológica del sector de la cuenca del Arroyo Yeruá donde se pueden encontrar Selva Riparia (ambiente escasamente representado en áreas protegidas), mantener su carácter silvestre brindando posibilidades para la investigación científica y mantener la calidad de las aguas de la cuenca del Arroyo.

 

Fitogeográficamente, los corredores de vegetación, estrechos y frecuentemente interrumpidos, que se extienden a la vera del Arroyo Yeruá corresponden a lo que Cabrera (1994) denomina Selvas Marginales, distrito de la Provincia Paranaense y Báez (1937, citado por Burkart, 1969) Galería Selvática Uruguayense.

 

 

En el entorno de este corredor, ocurre una matriz diversa integrada por pajonales ácidos (sensu Cabrera, 1994), pastizales y sabanas de diferente composición. En la matriz también ocurren lagunas temporarias y permanentes, generalmente poco extensas y de escasa riqueza. Consecuentemente, la vegetación de la reserva se dispone a modo de mosaico, cuya matriz esta dominada por pajonales de composición y extensión diversas en sitios topográficamente deprimidos, junto con pastizales, espacialmente menos importantes, en los sectores más elevados. A la vera del Arroyo Yeruá se extienden corredores leñosos angostos y frecuentemente interrumpidos, dominados por la Selva Riparia en los sitios más deprimidos, y por el Monte Blanco, adonde el arroyo presenta barrancos pronunciados y los desbordes son raros.

 

 

Lindando con la Selva Riparia, en sitios con anegamientos menos frecuentes que en ésta, ocurren parches de Seibal, conPanicum prionitis dominando el estrato herbáceo. Colindando con el Monte Blanco, en sitios topográficamente más elevados que el Seibal, ocurren fajas de Espinillar de alta diversidad y heterogeneidad interna.

 

 

Finalmente, salpicando la matriz de pajonales y pastizal también ocurren parches leñosos poco extensos de Selva Riparia junto con algunas lagunitas temporarias y permanentes.

 

 

 

Se han registrado 25 especies de aves en el predio, este número es muy inferior a la verdadera cantidad de especies presentes en el área y será ampliado con sucesivos relevamientos.

En cuanto a mamíferos, se han detectado 8 especies hasta el momento. Éstas incluyen al Lobito de río (Monumento Natural Provincial, considerada especie en peligro nacionalmente y vulnerable según la UICN), zorro de monte, Guazuncho y peludos.

 

Asimismo se registraron 4 especies de anfibios. Se observaron ejemplares de Tortuga de laguna (Phrynops hilarii).